Netready en McAfee Focus 2014







Cloud
Services


Cloud Services o Servicios en la Nube es un nuevo modelo para poner a disposición de clientes y usuarios, a través de Internet, un catálogo de servicios ofrecidos por un Proveedor.

Se puede hacer una analogía con los servicios públicos, donde los clientes o usuarios consumen electricidad, gas o agua, generadas por empresas especializadas, sin tener que preocuparse por los elementos necesarios para crear, transportar, distribuir y almacenar dichos productos. Solo los consumen (Servicios bajo demanda) y pagan.

Con este modelo los clientes o usuarios se ahorran una extraordinaria cantidad de complejas y costosas actividades, como la planificación, la adquisición, la instalación, la operación, el mantenimiento, el escalamiento y la modernización de los componentes, como podrían ser las redes, los servidores, el almacenamiento, las aplicaciones, el personal especializado, los centros de datos, la energía, el espacio, los sistemas de control, entre muchos otros.

Lo anterior genera beneficios notables para usuarios y clientes, porque además de los tangibles económicos están la inmediatez, la seguridad, simplificación y la calidad del servicio.
 

Servicios NetReady en la Nube:


NetReady se inicia como proveedor confiable para toda su oferta de Servicios:
 
  • Service Desk para toda su oferta de Servicios Corporativos.
  • Servicios de Administración /Gerencia de Servicios MSP para Corporaciones y Empresas.
  • Servicios de gestión de Proyectos (PMO).
 
Beneficios de los Servicios en la Nube:
 
 
  • Integración de servicios. La tecnología disponible en la Nube se puede integrar con mayor facilidad y rapidez con el resto de las aplicaciones empresariales, ya sean desarrolladas de manera interna o externa.

  • Prestación de servicios en todo el mundo. Las infraestructuras de computación en la Nube proporcionan mayor capacidad de adaptación, recuperación completa de pérdida de datos (con copias de seguridad) y reducción al mínimo de los tiempos de inactividad.

  • Simplicidad. El proveedor de contenidos o servicios requiere menor inversión para empezar a trabajar, optimizando costos operacionales y de inversión, tanto para el proveedor como para sus clientes.

  • Implementación más rápida y con menos riesgos. Las aplicaciones en la Nube suelen estar disponibles en cuestión de horas o días, incluso con un nivel considerable de personalización o integración.

  • Actualizaciones automáticas. No afectan a los recursos de TI del cliente. Con los servicios en la Nube personalizaciones e integraciones hacia los clientes se conservan automáticamente durante la actualización.

  • Inmediatez. Capacidad para configurar y utilizar un servicio en un mismo día. Comparado con los proyectos tradicionales TI, que pueden requerir semanas o meses. Esto agiliza el negocio y reduce sus costos.

  • Escalabilidad. Para las necesidades cambiantes de TI. El suministro e implementación se realizan a solicitud, reduciendo el tiempo necesario para dotarse de nuevos o más servicios.

  • Eficiencia. Libera recursos humanos y tiempo que pueden dirigirse hacia la innovación, la investigación y el desarrollo, propiciando un crecimiento del negocio.
  • Contención de costos. Los gastos de capital directos son mínimos o inexistentes.

 

 

Galería